S'ha produït un error en aquest gadget

diumenge, 20 de juliol de 2014

Soy el hermanito mayor!!!

Los hermanos mayores tienen una gran importancia para el desarrollo integral del niño, ellos son fundamentales en el día a día de la familia para los pequeños de la casa ya que el hermano mayor es el referente a seguir de los hermanos menores, por eso es importante el acercamiento y ejemplo de los más grandes. Los hermanos colaboran para el desarrollo de habilidades sociales, en un contexto diferente al de los progenitores por eso hay más probabilidades que los hermanos menores imiten a los mayores que a sus padres. También esta demostrado que la influencia de los hermanos es vital para el aprendizaje del control emociona.

Para un niño pequeño puede ser tremendamente frustrante el poder comunicar adecuadamente algo que está sintiendo, en ese sentido, los hermanos pueden cumplir una función aleccionadora importante para el desarrollo emocional del más pequeño.La misma relación que se gesta entre hermanos, colabora para que los niños logren comunicarse y desarrollarse mejor en sus interacciones con los adultos y otras personas.Los mayores contribuyen a lo que los científicos llaman "regulación de las emociones", al entregar modelos adecuados en este sentido.

Los hermanos no sólo tienen en común los genes, la cultura, la educación o la clase social, además comparten las mismas experiencias dentro de la familia y viven los mismos acontecimientos. Cada persona es única y tiene su propia personalidad, dos hermanos criados bajo el mismo techo pueden desarrollar personalidades muy diferentes sin embargo, ambos comparten los mismos recuerdos y vivencias.

Crecer junto a un hermano supone experiencias muy diferentes, los hermanos se quieren y se odian, juegan y pelean, bromean y se burlan recíprocamente con una asoladora falta de inhibiciones ya que se pueden mostrar tal y como son. Los hermanos influyen sobre todo en los comportamientos informales. Son los que muestran el "así se hace" a sus hermanos más pequeños

Entre ellos hay una relación de amor y amistad, un hermano puede contribuir a hacer más feliz la vida de uno ya que proporciona valores tan importantes como compañía, cariño, entendimiento, amistad, seguridad o comprensión. Aunque también existen relaciones de hostilidad, rivalidad, competitividad, celos y, en ocasiones, odio. Son relaciones muy intensas pero necesarias para el desarrollo saludable de su relación, ya que los hermanos a parte de tener la necesidad de jugar juntos en ocasión también tienen la necesidad de pelearse.

Los hermanos de la misma familia pasan más tiempo juntos que con la mayor parte de otras relaciones. Dentro de los límites protectores de la familia aprenden a compartir el afecto y la atención de los padres y también las cosas materiales. Tienen compañia cuando la desean, alguien con quién hablar y alguién con quien discutir gustos e intereses, cosa que, si están sólos, no pueden hacer, como ocurre en los hijos únicos. Algunos estudios afirman que los hijos únicos son menos competentes en relaciones interpersonales y en habilidades sociales. Generalmente, la ausencia de hermanos mayores se suple gracias a la relación con los primos o amigos mayores que de algún modo cumplan el papel que se le asigna a los hermanos mayores.

Los hermanos mayores son maestros, modelos a imitar debido a que esta relación a menudo está basada en la admiración, el cariño, la confianza y la simpatía.

En conclusión, los hermanos mayores pueden influir de forma positiva o negativa en sus hermanos pequeños en varios aspectos:

  •  Los conflictos entre hermanos proporciona una buena práctica para solucionar problemas.
  • Durante los conflictos entre hermanos y su forma de solucionarlos es donde los niños aprenden las técnicas de pacificación, negociación e incluso acusación, que emplearán de adultos.
  • También pueden ser una influencia negativa para la adquisición de malos hábitos. Por ejemplo, si el hermano mayor tiene malos hábitos alimenticios, puede servir de ejemplo negativo para su hermano menor.
  • Pueden ser un factor de motivación para ser diferente a lo que son los hermanos mayores. 
  • Los hermanos constituyen la segunda mayor fuente de apoyo después de los padres.

  • En resumen, los hermanos mayores son una fuente de enseñanza para los hermanos menores, no hay que dejar que se vean menos preciados por la llegada de un hermanito pequeño y mostrarles la importancia que tendrán para el desarrollo integral de su nuevo hermanito.


    Cap comentari:

    Publica un comentari a l'entrada