S'ha produït un error en aquest gadget

dilluns, 14 de juliol de 2014

La cesta de los tesoros... Un juego de exploración para los más pequeños de la casa



La cesta de los tesoros se puede trabajar con niños de 6 a 12 meses de edad. Es un juego de descubrimiento que favorece la atención, la concentración y la exploración, a la vez que actúa de estímulo paa los cinco sentidos.

Nosotros como padres no actuamos ni dirigimos el juego sino que seleccionamos los objetos en función de sus cualidades y motivamos a los pequeños de la casa a participar en este juego mientras nos mantenemos en un segundo plano observando y vigilando a nuestro hijo.
 
Este juego tiene muchas ventajas para nuestros bebés.

- Favorecer la capacidad de concentración, atención y exploración.

- El niño descubre las propiedades de los objetos.

- fomentamos la autonomía del niño y que así aprenda solo y por si mismo.

- Favorecemos a la estructuración del pensamiento.

- estimulación de todos los sentidos.

- Desarrollamos la coordinación ojo-mano, así como la prensión fina (pinza).

Los objetos se han de seleccionar en función de sus cualidades y de la seguridad:

• Sus cualidades: han de ser variados y deben ofrecer el mayor número de sensaciones posibles, es decir, seleccionar los materiales en función de: temperatura, textura, color, peso, gusto, olor, ruido, vista, volumen y forma. Madera, mimbre, metal, objetos naturales, plástico, etc.
 
• La seguridad: se ha de valorar que sean seguros y que los niños no puedan hacerse daño. 

Aquí tenéis un listado con algunos materiales:

Naturales: limones, naranjas, piñas, cáscaras de coco, conchas, caracoles, plumas,  tapones de corcho, hojas, granadas, piedras.
 
Madera: palos, cuchara, carraca, pinzas de tender ropa, espejo de madera, peine, muñecas rusas, anillas, soporte barra cortina, castañuelas, etc.
 
Vidrio y cerámica: botes, bola de decoración, huevos de vidrio, ceniceros, porta velas, objetos de decoración de vidrio o cerámica, etc.
 
Tela: de diferentes colores y texturas.
 
Metálicos: flanera, molde de cocina, colador, batidor manual, armónica, cucharas, llaveros con llaves, silbatos,  cadenas.
 
Goma y pelo: pelotas, tapón del grifo, tubos de manguera de diferente anchura y largo, monederos, estuche para las gafas ,…
 
Papel y cartón: cajas, hueveras, pequeño álbum con páginas decoradas, cilindros de diferentes medidas (de largo y diámetro).
 
Manufacturados con elementos naturales: pelotas de lana, pinceles de cerda natural, centros de rafia, etc.
 
Mimbre: cajas, posa vasos, cestas con asa, … 

Espero que os animéis y probéis esta actividad con los más pequeños. A parte de la diversión asegurada es un buen momento para introducir elementos nuevos en la vida de tu hijo y así pues un buen momento para aprender cosas nuevas.

Sí te ha gustado dale al like y comparte con tus amigos!

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada