S'ha produït un error en aquest gadget

diumenge, 20 de juliol de 2014

Sólo con mamá

A partir de los dos años los niños pasan por la etapa en la que solo quieren estar con su mamá. Ya que ellos sienten que sólo su mamá les proporciona la seguridad que necesitan y no quieren a nadie más, ni siquiera a su papá. Esta etapa es pasajera, por suerte, ya que aunque es muy bonita para la mamá también es agotadora.

El papel del papá también es importante para la vida del niño pero en ésta etapa no puede proporcionarle la seguridad que sólo saben encontrar en su mamá.

Des de que el niño nacé nace con él el sentimiento de apego a su madre, ya que es ella quien le proporciona alimentó y seguridad en sus brazos, hay que recordar que cuando el niño nace a la única persona que conoce es a su madre, su voz, su olor, etc son familiares para él, así que no es una desconocida para el bebé.

El bebé aprende que entre los brazos de mamá se siente seguro, confortable y querido, que nada le va a pasar ahi. Y de este modo podemos observar como sobre los los 8-10 meses tienen su primera etapa de mamitis, cuando reaccionan ante los extraños llorando.

Algunos factores que promueven ésta etapa:

  • la llegada de un hermanito,
  • el inicio de la guardería,
  • una enfermedad que haya pasado recientemente,
  • mamá ha empezado a trabajar fuera de casa,
  • pasamos una temporada que debemos dejarlo con más frecuencia al cuidado de los abuelos,
  • un cambio de domicilio,
  • Cualquier cambio en la vida del niño que le cree inseguridad

Tu hijo está en la etapa de "sólo con mamá" cuando:

  • no deja de llamarnos la atención 
  • no quiere a nadie más que a mamá;
  • no quiere que le vista papá, ni la abuela ni nadie y si lo hacen es contra su voluntad;
  • quiere que mamá le dé el desayuno, la comida, la merienda y la cena;
  • solo quiere jugar con mamá;
  • llora o la llama en el momento que desaparecemos de su campo visual;
  • manifiesta celos de su hermano mayor o menor e incluso de papá;
  • no nos deja hacer nada, solo quiere brazos y que estés por él;
  • se agarra de las piernas mientras te desplazamos por casa;

Para ayudar a tu hijo a pasar de ésta etapa lo que tenemos que hacer es ayudarlo a recuperar la confianza en sí mismo y la mejor manera es jugando.

Lo ideal es empezar a jugar con él a su juego preferido, y cuando esté de lleno emocionado con el juego desplazarnos por la habitación, dejando que nos vea pero separados de él; a medida que avanza el juego podemos ir a otros lugares de la casa pero siguiendo hablándole para que comprenda que no desaparecemos. Al final podremos desplazarnos por casa sin tener que hablarle porque comprenderá que estas cerca cuando realmente te necesita.

Es importante también que aprenda a estar solo con papá y/o con los abuelos, así que debemos dejarles solos mientras juegan juntos y/o realizan alguna rutina diaria ( comer, bañarlo, vestirlo...).

Recuerda que es una fase pasajera, nada que no consigamos remediar con un poco de paciencia, sentido común, amor y cariño.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada