S'ha produït un error en aquest gadget

dissabte, 17 de gener de 2015

POR UN CULETE SANO


La piel del recién nacido es hasta cinco veces más fina que la del adulto, de ahí que sea tan delicada. Por esta razón resulta tan importante que la cuides bien, especialmente en la zona genital, para prevenir irritaciones.

  • Cámbiale el pañal aunque sólo tenga un poco de pis. El contacto continuo con el pH de la orina le irritará la piel y esto hará que cuando haga caca, las bacterias que contienen las heces puedan crearle una infección.
  • Si es una niña, límpiale siempre de delante hacia atrás, para evitar contaminar con heces la zona genital.
  • A la hora de limpiar el culito del bebé en casa puedes hacerlo con agua tibia y una esponja si se ha hecho pis, y añadir unas gotitas de jabón neutro si se ha hecho caca. Para los cambios fuera de casa las toallitas húmedas son ideales, pero recuerda que deben ser especiales para pieles infantiles.
  • Recuerda que lo mejor es dejar el culete al aire unos minutos (con cuidado de que no coja frío) cada vez que le cambies el pañal. Si está algo irritado, pregunta a su pediatra qué crema puedes aplicarle.
  • Opta por pañales hipoalergénicos de gran absorción, que garantizan la contención de la humedad y mantienen la piel de tu bebé seca.