S'ha produït un error en aquest gadget

dilluns, 29 de desembre de 2014

¿En qué orden salen los dientes de leche?


Lo habitual es que empiecen a salir entre los seis meses y el año.
El orden suele ser: Primero los dos centrales de abajo, luego 4 arriba, después los dos laterales de abajo. Más tarde 4 muelas, siguen los colmillos y finalmente otras 4 muelas. Lo que completa los 20 dientes de leche.

Los cólicos

¿Qué es un cólico?

Cólico es el término médico utilizado para describir un llanto excesivo y frecuente en lactantes que por lo demás parecen estar sanos y encontrarse bien.  El llanto es generalmente muy intenso, el lactante tiene el rostro rojo y acalorado y es posible que apriete los puños, doble las rodillas o arquee la espalda.  El llanto tiende a producirse durante al menos 3 horas al día, más de 3 días a la semana y persiste durante 3 semanas o más.

Junto con el llanto, otros signos de cólico en un bebé pueden ser:

  • Doblar las piernas y levantarlas hacia la tripa
  • Arquear la espalda
  • Poner rígidas las extremidades
  • Tener muchos gases
  • Tener la tripa tensa y llena de aire

¿Cuándo se producen cólicos y cómo son de frecuentes?

Generalmente aparecen durante las primeras semanas de vida, aunque a menudo habrán desaparecido cuando el lactante cumpla los 4 meses o como muy tarde los 6 meses de edad.

Los cólicos son relativamente frecuentes; se cree que afectan a casi 1 de cada 5 lactantes.

¿Cuál es la causa de los cólicos?

Los expertos no saben bien cuál es la causa de los cólicos o por qué algunos lactantes los tienen y otros no.  Las alergias alimentarias como la alergia a la proteína de la leche de vaca (el tipo más frecuente de alergia alimentaria en lactantes y niños de corta edad) son una posible causa.  Los lactantes con alergia a la proteína de la leche de vaca tienen cierta probabilidad de presentar síntomas de cólico.  Existen algunas otras ideas sobre la causa de los cólicos:

  • Algunos investigadores creen que los problemas de digestión o los gases pueden realizar una contribución importante.
  • Otros investigadores creen que los lactantes con cólicos pueden, durante unas semanas mientras madura su intestino, ser sensibles a algunas sustancias presentes en la leche materna o en las leches de fórmula.
  • Otra teoría sugiere que algunos lactantes pueden ser emocionalmente más sensibles que otros, y tener problemas para "desactivar" su respuesta de llanto.
  • Se cree que las mujeres que fuman durante el embarazo pueden duplicar la probabilidad de tener un hijo con cólicos.

¿Qué puedo hacer si mi bebé tiene cólicos?

Tener un bebé que no para nunca de llorar puede ser agotador y a menudo preocupante para los padres.  Pero es importante que recuerdes que los cólicos no significan que haya algún problema o que tu bebé te esté rechazando.  Habla con tu pediatra, quien podrá averiguar cuál es la causa de los cólicos.  Tu pediatra puede recomendarte también algunas formas de calmar a tu pequeño. Cada bebé reacciona de manera diferente, por lo que puede que en tu caso algunas cosas funcionan mejor que otras.  Algunas sugerencias que puedes probar son las siguientes:

  • Coloca a tu bebé en posturas diferentes; prueba a llevar a tu bebé con un arnés para lactantes o una mochila frontal pegado a tu pecho mientras caminas, ya que el contacto corporal y el movimiento pueden calmarle.  Para facilitar la expulsión de gases, prueba a tumbar a tu bebé boca abajo sobre tus rodillas mientras le frotas suavemente la espalda.
  • Haz sonidos que le calmen; recrea las condiciones tranquilizadoras del útero con música suave, un ventilador o la grabación acústica de los latidos del corazón
  • Haz movimientos suaves y rítmicos; los movimientos repetitivos son relajantes.  Acuna a tu bebé mientras te balanceas en una silla o prueba con una silla infantil con vibrador.
  • Masajea la piel de tu bebé; a los lactantes les encanta el contacto con la piel y puede que descubras que un masaje dado con regularidad a tu bebé le hace sentirse menos irritable y reduce su llanto.  Pide más información a tu profesional sanitario sobre masajes infantiles.
  • Fórmula hipoalergénica; si has optado por la lactancia artificial para tu bebé, el pediatra te puede recomendar una fórmula extensamente hidrolizada diseñada para lactantes con alergia a la proteína de la leche de vaca con el fin de reducir sus síntomas de cólico.  En este tipo de fórmula, las proteínas de leche de vaca se han fragmentado para que tu bebé pueda digerir más fácilmente las proteínas de la leche.  Las directrices para el manejo de los cólicos recomiendan el uso de una fórmula extensamente hidrolizada.

Habla con tu médico sobre la posibilidad de que una alergia alimentaria pueda estar causando cólicos de tu bebé y sobre si deberías probar a eliminar alimentos que contienen proteínas de leche de vaca y que podrían estar causando una alergia.  Únicamente debes hacer cambios en la dieta de tu bebé bajo la supervisión de tu médico o de un especialista.

¡Y ten presente que debes darte un descanso!  Cuidar de un bebé con cólicos puede ser agotador y es importante que cuides también de tu propio bienestar, por lo que no temas pedir ayuda a familiares o amigos cuando empieces a sentirte agobiada. 


dilluns, 22 de desembre de 2014

Juego simbólico

¿Habéis visto como vuestros peques os imitan mientras juegan? Eso es el juego simbólico, un juego donde imaginan ser, imitando situaciones que ven en la vida real. Este tipo de juego se caracteriza porque los pequeños evocan situaciones ficticias como si estuvieran pasando realmente. De ahí que se convierten en personajes, y sus muñecos cobran vida a su gusto e imaginación.
En ese proceso utilizan al máximo su imaginación, jugando constantemente en el límite entre lo real y lo imaginario, lo cual les ayuda a crear representaciones mentales que serán de gran ayuda para resolver situaciones futuras en su vida.

El juego simbólico es importante porque beneficia al niño en los siguientes puntos:
  • - Permite al niño representar situaciones mentales reales o ficticias.
  • - Favorece la comprensión y asimilación del entorno del niño.
  • - Desarrolla su lenguaje.
  • - Contribuye con su desarrollo emocional.
  • - Desarrolla su capacidad imaginativa.
  • - Permite en el futuro un juego colectivo y con reglas.
  • - Progresivamente, el juego va transformándose y asemejándose a la realidad.
Es importante que los padres respeten pero no descuiden el juego que realizan sus hijos, pues a través de éste, el niño puede transmitir sus miedos, angustias, desahogos, entre otros. Recuerden que el juego simbólico es parte de un proceso del desarrollo del niño, y a través de él, va a permitirle asimilar el mundo que le rodea.

El juego no solamente les entretiene sino que contribuye a su desarrollo intelectual y emocional.




dilluns, 1 de desembre de 2014

7 etapas por las que pasa el bebé antes de empezar a caminar

1. De boca arriba a boca abajo. Persiguiendo un juguete atractivo, tu bebé conseguirá ponerse boca abajo. Al principio no podrá mantener la cabeza erguida el tiempo suficiente ni organizarse para sacar las manos que quedan prisioneras bajo el peso del pecho. Poco a poco descubrirá que puede colocar los brazos estirados como punto de apoyo y cotillear todo lo que sucede a su alrededor.

segunda etapa

2. Sobre el abdomen. Se lo permitirá la madurez que el tono muscular de la espalda y los abdominales han ido alcanzando con el ejercicio de las etapas anteriores. Podrás verle estirarse de emoción haciendo “el avión” como si se entrenara para liberar, algún día a voluntad, las manos y las piernas para arrastrase o girar.

tercera etapa

3. Gira sobre el ombligo. Atraído por los objetos que hay a su alrededor y liberadas sus manos, tu bebé se ayudará con ellas para girar sobre el ombligo. Al principio, sin apoyo de las piernas, que se incorporarán al movimiento de forma coordinada poco después.

cuarta etapa

4.Se desplaza hacia atrás como un gusano. Del giro al desplazamiento hacia atrás, sólo hay un paso. Cuando menos te lo esperes, habrá llegado bajo la mesa del comedor empujando con sus manos y deslizándose hacia atrás. Avanzar será un reto más difícil, tendrá que extender las manos y apoyar los codos para arrastrar todo su cuerpo hacia delante. Colócalo abrigado con monos enteros sobre un suelo deslizante como el parquet.

quinta etapa

5.Repta como un pequeño lagarto. En el “gusanito” las piernas quedaban quietas como una cola de pez. La emoción de perseguir juguetes hará que tu bebé patalee emocionado y poco a poco, coordine sus movimientos hasta dar forma a un reptado en el que avanzará, alternando, mano y rodilla contrarias.

sexta etapa

6. Gatea y se sienta. Levantar la barriga y ponerse en postura de gateo requiere equilibrio y tensión en los abdominales y glúteos. Tras un tiempo de jugar a mecerse y canturrear en esta posición, como calentando motores, podrás ver a tu bebé avanzar ligeramente las manos y arrastrar las rodillas detrás. Algunos bebés perfeccionan este movimiento dando saltitos en lo que se conoce como “conejeo”, antes de que aparezca el gateo propiamente dicho, en el que avanzará adelantando mano y rodilla contrarias. Tu bebé domina ahora los cambios de postura: del reptado, al gateo y del gateo, aparecerá de forma natural el sentado.

séptima etapa

7. Del oseo a ponerse de pie y andar. Buscando apoyo, tu hijo se pone de pie. Coincidiendo con el placer de andar de lado agarrado a los muebles, –y sólo en los gateadores muy experimentados– se puede observar por algunos días el oseo: el niño se desplaza a gran velocidad apoyado en las manos y en los pies, sin apoyar las rodillas. Tu bebé querrá ponerse de pie agarrándose a cualquier parte, y te demostrará que está realmente maduro para andar cuando, partiendo de la postura de gateo, plante los pies y se ponga de pie sin apoyarse en ningún mueble. Hacer esto implica una gran potencia muscular y una buena dosis de equilibrio.