S'ha produït un error en aquest gadget

dilluns, 22 de desembre de 2014

Juego simbólico

¿Habéis visto como vuestros peques os imitan mientras juegan? Eso es el juego simbólico, un juego donde imaginan ser, imitando situaciones que ven en la vida real. Este tipo de juego se caracteriza porque los pequeños evocan situaciones ficticias como si estuvieran pasando realmente. De ahí que se convierten en personajes, y sus muñecos cobran vida a su gusto e imaginación.
En ese proceso utilizan al máximo su imaginación, jugando constantemente en el límite entre lo real y lo imaginario, lo cual les ayuda a crear representaciones mentales que serán de gran ayuda para resolver situaciones futuras en su vida.

El juego simbólico es importante porque beneficia al niño en los siguientes puntos:
  • - Permite al niño representar situaciones mentales reales o ficticias.
  • - Favorece la comprensión y asimilación del entorno del niño.
  • - Desarrolla su lenguaje.
  • - Contribuye con su desarrollo emocional.
  • - Desarrolla su capacidad imaginativa.
  • - Permite en el futuro un juego colectivo y con reglas.
  • - Progresivamente, el juego va transformándose y asemejándose a la realidad.
Es importante que los padres respeten pero no descuiden el juego que realizan sus hijos, pues a través de éste, el niño puede transmitir sus miedos, angustias, desahogos, entre otros. Recuerden que el juego simbólico es parte de un proceso del desarrollo del niño, y a través de él, va a permitirle asimilar el mundo que le rodea.

El juego no solamente les entretiene sino que contribuye a su desarrollo intelectual y emocional.




Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada