S'ha produït un error en aquest gadget

dilluns, 20 de juliol de 2015

Actividad sensorial con pintura



Cuando tienes un papel en blanco delante y colores con los que pintar tienes tres fases.

• Primero soñar, sueñas con los ojos abiertos un mundo mágico o real el cual pintar... Sueñas con los colores que utilizarás... Sueñas con los personajes que dibujaras... Sueñas con la obra que crearás.

• La segunda fase es la de volar. Dejas volar tu imaginación y la transformas en imágenes con o sin sentido. Vuelas entre colores, entre sus mezclas, vuelas por tu mente buscando ideas del mundo que quieres crear y vuelan tus manos, tus pies, tu cuerpo entero para plasmarlo en el papel. 

• Y la tercera y última fase es la del amor... Amor por esa obra que acabas de crear, amor por los colores que iluminan tus ojos, amor por el mundo que has creado.


Biel es pequeño pero quiero que empiece a sentir esos sentimientos a la hora de hacer una acuarela. Una pintura no es simplemente coger un pincel y dar tres brochazos... Una pintura plasma lo que sientes, quien eres en ese momento, lo que dibujas, como lo dibujas, los colores que has utilizado dicen más de ti de lo que piensas. Por eso es tan importante dejar que los niños desahoguen sus sentimientos con esta pequeña actividad.

Cuando son muy pequeños es difícil saber que es lo que sienten los niños por eso es bueno que les dejemos soñar, volar y enamorarse... Es decir, pintar.

Cuanto más pequeños son los niños, más grandes tienen que ser los espacios en los que trabajar. Es ridículo darle un folio a un niño de un año porque se saldrá de la hoja y nos dejará la mesa decorada para el recuerdo.

Lo ideal es que tengan un lugar de trabajo amplio donde moverse con libertad, porque como ya sabéis las mamás, los niños quietos no están.


¿Sabéis cuantos colores tiene un arcoiris? Tiene 7 colores... ¿Os imagináis como sería pintar con todos los colores que quisierais? Solo se me ocurre una palabra... LIBERTAD! 

Los niños tienen que ser libres mientras trabajan, todos los caminos llegan a Roma, entonces ¿porque nos empeñamos en que todos los niños aprendan un concepto siguiendo una línea establecida?  Si se trabajan los colores se trabajan por separado... El ROJO... Todo es de color rojo, no existe otro color... La semana siguiente el VERDE y nos olvidamos de todo lo que no sea verde... Que contradicción teniendo en cuenta que los niños viven en un mundo de colores!!!

Por eso yo en casa utilizo una máxima... "El niño aprende felizmente en libertad"

Por eso quería enseñaros esta actividad donde mi hijo se siente libre, se divierte y aprende creando poco a poco su creatividad y así pues su personalidad.

Primero él decidió con que colores pintar así que pegué con cinta adhesiva papel para mural grande en el suelo.


Luego, con mi ayuda, manchó el papel con la pintura de dedo.

 

Y por ultimo dejé que soñara y volara con todo su cuerpo.












Y luego nos enamoramos juntos de aquella obra que había creado mi hijo.



¿Que tiene de beneficiosa para tu hijo esta actividad?

- El niño se siente libre y crea a su antojo.

- Su personalidad esta en proceso, ayudémosle a ser creativo.

- Ayuda a que el niño se comunique y exprese sus sentimientos sin usar la comunicación verbal.

- Crea un momento de paz y relajación mientras el niño realiza la actividad.

- No es una actividad de competición así pues ayuda a mejorar la autoestima.

- La libertad de expresión, movimiento y creación llena de felicidad al niño.

- El niño se siente realizado al acabar una actividad sin patrón establecido, por lo tanto hago lo que haga estará bien.

- El resultado siempre es positivo.

- Ayuda a regular movimientos del cuerpo.

- El niño aprende todas sus posibilidades.

- El niño descubre zonas de su cuerpo, es decir si pintamos con los pies, las manos, la barriga...

- Ayuda a desarrollar una habilidad.

- Crea interés por el trabajo que está realizando.

- Aumenta la capacidad de concentración.

- Fomenta la imaginación.

-Miemtras el niño pinta pone en marcha los dos hemisferios del cerebro a la vez.


Entonces... ¿A qué esperas a ponerte a pintar con tu hijo? ;-)

2 comentaris:

  1. Me encanta este tipo de actividades, y a los niños también, pero sinceramente, en casa no soy capaz de hacerlo. Seguro que se me escapan y lo ponen todo perdido...Así que lo hacemos en escala reducida ;) Un beso

    ResponElimina
    Respostes
    1. Pruébala a hacerla en el parque!! Así sí ensucian no pasa nada y seguro q os salen amigos como en el anuncio de donettes!!! Jiji

      Elimina