S'ha produït un error en aquest gadget

dilluns, 16 de novembre de 2015

La cesta marítima



He preparado una cesta con diferentes elementos que podemos encontrar en el mar para hacer una sesión de experimentación a partir de los cinco sentidos.

Invitamos a un amiguito de Biel, Arnau, a jugar con nosotros y los dos peques se pusieron a investigar, experimentar y aprender a través de sus sentidos.

La cesta llevaba variedad de elementos (caracolas, conchas, pechinas, caracoles de mar...)




Cuando veo esta cesta me viene a la mente la infinidad de cosas que se puede trabajar con ella... También es un buen recurso para aprender nuevos colores, a diferenciar medidas, a recolectar... Es un juego de descubrimiento que favorece la atención, la concentración y la exploración, a la vez que actúa de estímulo para los cinco sentidos.

Nosotros como padres no actuamos ni dirigimos el juego sino que seleccionamos los elementos en función de sus cualidades y motivamos a los pequeños de la casa a participar en este juego mientras nos mantenemos en un segundo plano observando y vigilando a nuestro hijo.

A mí me gusta que mi hijo aprenda en libertad, sin marcar pautas, porque así él muestra interés a algún elemento de la cesta y a partir de su curiosidad elabora un juego para descubrir las cualidades de éste.

Los niños pequeños se guían por sus sentidos, por eso me gusta ofrecerle elementos que pueda experimentar y descubrir por él mismo con los sentidos.

Con este juego trabajamos los cinco sentidos de un manera divertida y amena.El niño centra su interés en una acción dentro del juego y descubre con los cinco sentidos las cualidades de los objetos que le ofrece el adulto. 

Es un juego autónomo ya que el niño descubre por si mismo. Es importante dejar hacer al niño para que aprenda a raíz de su interés por la actividad.

El niño aprende las cualidades de los elementos que estamos trabajando a partir de los elementos que le ofrecemos en la cesta. También trabaja la psicomotricidad fina y la coordinación oculo-manual. 

Aquí os dejo las fotos de la sesión: 

Primero presente el material a los peques y luego libremente se pusieron a jugar!!!





Tocaron las diferentes texturas que le ofrecía la cesta marítima:







Oyeron el mar escuchando una caracola:



Crearon música al golpear una concha con otra:



Descubrieron nuevos elementos marítimos: 





Y se divirtieron mientras jugaban y experimentaban:





Este juego tiene muchas ventajas para nuestros hijos:

- Favorecer la capacidad de concentración, atención y exploración.

- El niño descubre las propiedades de los elementos.

- fomentamos la autonomía del niño y que así aprenda solo y por si mismo.

- Favorecemos a la estructuración del pensamiento.

- estimulación de todos los sentidos.

- Desarrollamos la coordinación ojo-mano, así como la prensión fina (pinza).

11 comentaris:

  1. Me ha gustado mucho la cesta marítima y su finalidad. Yo quería hacer a Rosquis una cajita de otoño con cositas de esta estació: Piñas, castañas, hojas, etc y que jugara y experimentara. A ver cuándo vamos al campo y empiezo a hacerle la cesta...

    ResponElimina
    Respostes
    1. Gracias x tu comentario! Me alegra de que te guste! Nosotros tb tenemos nuestra cesta del otoño y es todo un éxito Xa el peque!!! Luego te pasó link!😜

      Elimina
  2. Me ha gustado mucho la cesta marítima y su finalidad. Yo quería hacer a Rosquis una cajita de otoño con cositas de esta estació: Piñas, castañas, hojas, etc y que jugara y experimentara. A ver cuándo vamos al campo y empiezo a hacerle la cesta...

    ResponElimina
  3. Respostes
    1. Me alegro de q te guste la idea!!!! Besitos guapa!!!!

      Elimina
  4. Respostes
    1. Con las cosas más sencillas son con las q mas se entretienen! Un saludo!

      Elimina
  5. Uauuu! Me parece un proyecto super chulo! Me gustan porque son cosas sencillas, cotidianas, y a ellos les encantan. Me guardo la idea para cuando Marc sea más mayorcito ;)

    ResponElimina
    Respostes
    1. Qué bien que te guste!!! Gracias x pasarte a saludar! Besos

      Elimina
  6. ¡Ostras que buena idea!
    Nosotros tenemos la suerte de tener el mar a pocos metros de casa y nunca se me había ocurrido la idea de crear una cesta marítima :)
    Lo pondré en práctica, seguro que a mi cuñada de 3 añitos le encanta
    ¡Un beso enorme!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Claro q si, ya veras q le encantará!!! Gracias x pasarte a saludar!! Un beso!

      Elimina