S'ha produït un error en aquest gadget

dijous, 5 de novembre de 2015

Ha nacido una mamá




Cuando nacé un bebé no solamente nace la personita que más amamos en el mundo sino que también nacen nuevas dudas, nuevas ansiedades, nuevas espectativas... Cuando nace un bebé también nace una mamá.

Hasta ahora no sabias lo que realmente significaba el ser madre, no sabias la profundidad de ese sentimiento que nace en el mismo instante que nace tu bebé.

Nacen las dudas y las alegrías, nacen los miedos y el amor maternal... No todo es bonito en este viaje pero todo es superable si tú bebé te regala una sonrisa.

Cuando nace un bebé también nace una mamá especial para ese niño... A él poco le importa que su mamá vaya a la moda, peinada de peluquería o con la manicura francesa perfecta en sus manos... Él sólo necesita a su mamá... Esa mamá que lo acuna, lo alimenta y le da cariño... Para él esa es la mamá perfecta.

Las imperfecciones que tú ves frente al espejo para él no tienen importancia porque le das lo que más necesita, él quiere a su mamá tal y como es, esa mamá cariñosa y compresiva, algunas veces pesada por quererselo comer a besos. Esa mamá insegura, novata y a veces un poco chiflada que le da su amor.

Ese bebé no espera de ti que seas una mamá diez, solo espera que seas su mamá.

No te sientas juzgada por cómo crías, alimentas y duermes a tu bebé... Si él es feliz es que lo estás haciendo bien.

Nadie nace enseñado y ser mamá es aprender día a día de tu bebé. Aprender de tus errores, esos que odias cometer pero tan necesarios para crecer como persona y como mamá.

Es entonces cuando hechas la mirada atrás y recuerdas el caos de los primeros días, y te ves a ti misma, pero diferente, ya no eres la que eras hace unos meses. Te ves evolucionada, remasterizada y renovada. Ahora eres otro tipo de persona, eres mamá.

No solo a nacido tu bebé también ha nacido una mamá. 

Te descubres a ti misma y dejas florecer el instinto que a nacido en tu interior.

Tu vida a cambiado, tú has cambiado, tu nuevo Yo engloba mucho más de lo que  nunca habrías imaginado. Ya no hay retos imposibles porque puedes con todo. Eres capaz de todo por tu familia. Por tu hijo. 

Eres la mamá perfecta para tu bebé. Cada bebé nace con una mamá perfecta para él... La mamá natural, espontánea, esa mamífera que llevas dentro te ayudan a ser esa mamá perfecta para tu bebé, y eso es lo único que importa. Porque si tú eres feliz él es feliz. 

Recuérdate cada día lo bien que lo estás haciendo, porque eres la mejor mamá que podría tener tu hijo.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada