S'ha produït un error en aquest gadget

divendres, 16 d’octubre de 2015

CESTA DEL OTOÑO


Con la llegada del otoño la naturaleza nos ofrece muchas posibilidades para descubrir a partir de la experimentación de los cinco sentidos.

Una actividad para poder disfrutar del otoño en casa es la Cesta del otoño.

Esta cesta está compuesta con frutos y elementos propios de esta estación del año. En la cesta se recogen todos los elementos juntos y se le ofrece al niño para que con total libertad descubra el otoño con los cinco sentidos.

La Cesta del otoño debe llevar todos aquellos elementos que quieras poner a la disposición de tu hijo y así el aprenda del entorno más cercano.

También es un buen recurso para aprender nuevos colores, a diferenciar medidas, a recolectar... Es un juego de descubrimiento que favorece la atención, la concentración y la exploración, a la vez que actúa de estímulo para los cinco sentidos.

Nosotros como padres no actuamos ni dirigimos el juego sino que seleccionamos los elementos en función de sus cualidades y motivamos a los pequeños de la casa a participar en este juego mientras nos mantenemos en un segundo plano observando y vigilando a nuestro hijo.
 
Este juego tiene muchas ventajas para nuestros hijos:

- Favorecer la capacidad de concentración, atención y exploración.

- El niño descubre las propiedades de los elementos.

- fomentamos la autonomía del niño y que así aprenda solo y por si mismo.

- Favorecemos a la estructuración del pensamiento.

- estimulación de todos los sentidos.

- Desarrollamos la coordinación ojo-mano, así como la prensión fina (pinza).

Los objetos se han de seleccionar en función de sus cualidades y de la seguridad:

• Sus cualidades: han de ser variados y deben ofrecer el mayor número de sensaciones posibles, es decir, seleccionar los materiales en función de: temperatura, textura, color, peso, gusto, olor, ruido, vista, volumen y forma. Madera, mimbre, metal, objetos naturales, plástico, etc.
 
• La seguridad: se ha de valorar que sean seguros y que los niños no puedan hacerse daño. 

A continuación os muestro nuestro Cesta del otoño:












Como podéis observar nosotros en casa hemos utilizado para nuestra Cesta del Otoño:

- hojas
- castañas
- boniatos
- mandarinas
- bellotas
- marioneta conejo
- marioneta ardilla

He ofrecido la cesta a mi hijo y él a descubierto y explorado con libertad los elementos bajo mi supervisión.

A continuación podéis ver las fotos de la sesión:


Observación:




Gusto:








Forma y tamaño:



Forma:





Recolectar:






Olfato:



Tacto:





Medición de peso:



Descubriendo texturas:




Nuevos elementos:















 
Y por último os quiero mostrar esta foto que resume perfectamente la experiencia de la Cesta del otoño: 



Y para finalizar la actividad hemos merendado mandarina de nuestra Cesta de otoño:



Os animo a crear vuestra propia Cesta del otoño con aquellos elementos que estén a vuestra disposición. La nuestra irá creciendo a medida que vayamos encontrando más elementos interesantes con los que experimentar.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada