S'ha produït un error en aquest gadget

dijous, 22 d’octubre de 2015

Bandeja sensorial de huevos cocidos de colores



En el anterior post os expliqué cómo hacer huevos cocidos de colores, los podéis utilizar para comer o para jugar.


Yo en esta ocasión los he utilizado para hacer una bandeja sensorial.

Ya sabéis que en casa nos encantan las bandejas sensoriales, pienso que es un buen recurso para aprenden a partir del descubrimiento y la experimentación con los cinco sentidos.

A mí me gusta que mi hijo aprenda en libertad, sin marcar pautas, porque así él muestra interés a algún elemento de la bandeja y a partir de su curiosidad elabora un juego para descubrir las cualidades de éste.

Los niños pequeños se guían por sus sentidos, por eso me gusta ofrecerle elementos que pueda experimentar y descubrir por él mismo con los sentidos.

Esta bandeja es muy fácil, rápida y económica de hacer.

Con este juego trabajamos los cinco sentidos de un manera divertida y amena.

El niño centra su interés en una acción dentro del juego y descubre con los cinco sentidos las cualidades de los objetos que le ofrece el adulto. 

Es un juego autónomo ya que el niño descubre por si mismo. Es importante dejar hacer al niño para que aprenda a raíz de su interés por la actividad.

El niño aprende las cualidades de los elementos que estamos trabajando a partir de los elementos que le ofrecemos en la bandeja.

También trabaja la psicomotricidad fina y la coordinación oculo-manual. 

Para realizar la bandeja sensorial de Huevos de colores necesitamos:

- una bandeja
- huevos cocidos tintados
- una cuchara para huevos
- un recipiente vacío 
- unas pinzas



A continuación os muestro la sesión:














































Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada