S'ha produït un error en aquest gadget

dimarts, 30 de setembre de 2014

Así fué el bautizo de My Little B

El pasado domingo bautizamos a My LittleB y todo salió genial, exceptuando el tiempo que decidió descargar toda la lluvia que tenía retenido desde hacía 6 años por lo menos, porque no veas lo que diluviaba.... Aún así fue un bautizo muy bonito!

La iglesia y el restaurante estaban relativamente cerca, en el centro de la ciudad, miramos que hubiera buena convinación de buses y metros para los que se desplazaran en transporte público.

My LittleB iba con un traje blanco y azul cielo de la marca dulces. Esta casa tiene cosas muy cucas para bebés con un estilo clásico que sienta de maravilla a los bebés. Lo encontrarás en El Corte Inglés.

Después me enteré que el niño o niña que se bautiza tiene que llevar una prenda de color blanco (menos mal que la camisa era blanca... :-S )

La ceremonia fué amena, no duró a penas ni 20 min y nos emocionamos mucho con las palabras que le dedicaron los padrinos del niño. ( un día os enseñaré como les pedimos que fueran los padrinos de My LittleB ). 

Ahora viene lo divertido, aquí os dejo algunas ideas que yo utilizé para el bautizo, quería que fuera un día especial no sólo para nosotros sino para todos los que venían. Quería que los abuelos del niño se sintieran especiales, que sus padrinos recibieran un pequeño detalle de agradecimiento y que algunos de nuestros amigos se encontraran una agradable sorpresa en la mesa y que sintieran que aunque era el día de My LittleB también habíamos pensado en ellos.

Así que nos pusimos manos a la obra!

En el restaurante montamos las mesas en forma de U para que todos estuviéramos juntos, y en cada plato colocamos las pesadillas y recordatorios para no tenernos que levantar tantas veces. A los niños y jóvenes les dimos bolsitas de chucherias para que endulzaran el convite.




A las abuelas del niño les dejamos un ramo de rosas blancas con inspiración romántica y a los abuelos les dejamos una bolsita de regalo que contenía una foto de My LittleB y un cuadro de su manita estampada.
 Estuvieron encantados de encontrarse la sorpresa y no veas como presumían de nieto.





A los padrinos decidimos hacerle el mismo regalo que a los abuelos pero cambiamos el ramo de flores por un ramo de chucherias, la idea les encantó! Son más golosos.... Jejeje



También decidimos dejar una sorpresita en el plato de algunos amigos. Encargamos galletitas en forma de chupetes y en forma de pareja de novios, así que nos dedicamos a colocarlas donde creíamos que ya era hora que se casaran o tuvieran un churumbel, con un cartelito que preguntaba muy sutilmente ¿Para cuándo?
Después de colocar las galletitas mi temor era que nadie se sintiera mal por la presión pero el desahogo fué ver que mis amigos se lo tomaron con muy buen humor, tal y como lo habíamos hecho!



El menú estuvo muy completo, pactamos con el restaurante que nos dejara escoger entre tres platos, tanto de primeros como de segundos y postres, así todos comerían lo que quisieran.

Por último sacamos el pastel, un súper pastel señores, de tres pisos! Hecho con fondant de tonos blancos y azules ( como el traje del niño jajajaja) que estaba para chuparse los dedos, tanto es así que el que sobró me lo llevé para casa y comimos pastel dos días más con el "mañana empiezo el régimen"....


Y entre risas,cafés, dulces y whiskys dimos por terminado el bautizo de mi chiquitín!


2 comentaris:

  1. Felicidades por el bautizo! qué ilusión hace prepararlo todo, me alegro de que disfrutárais mucho ese día.Me encanta la tarta!!!!

    ResponElimina